Crónicas de un sábado en la noche, cuando nos besamos y una cosa llevó a la otra.

| jueves, junio 09, 2011 | |


Las arrugas del polièster
brincan, saltan en la cama
se hunden por las horas
acarician la hermandad.

El agua se ha secado
miro a las arrugas enojadas,
estériles,
de un rincón a otro
extrañarse en éxtasis.

3 comentarios:

Suspiros Ahogados Says:
25 de diciembre de 2011, 9:19

Me encanta esta entrada, esta chulisima.

Te sigo, sigueme si puedes:

http://excusas-derretidas.blogspot.com/

Örangel Manuel Says:
25 de diciembre de 2011, 18:30

Gracias suspiros, saludos, ya te sigo.

Moonlight Shadows Says:
15 de febrero de 2012, 7:02

Realmente bonitas las palabras.

Publicar un comentario

Mientras las horas pasan mas caen nuestros pensamientos, déjame el tuyo allí. y gracias por tomarte tu tiempo.