Cien gramos de trigo, solo una probada de pan

| lunes, septiembre 06, 2010 | |
Entre la gota de lluvia, Que cae corriendo la tinta del papel atascado en la alcantarilla, las ilusiones perdidas de un pobre hombre buscando el amor, sobrevive la pobreza de un triste niño, aclamando querer que lo perdonen tras robar inhumanamente para saciar la sed de su estomago. A lo lejos, la oscuridad no deja ver dos rodillas pegadas a su cuerpo en el triste frío de una noche, usando como refugio un callejón. Se escuchaba al silencio, los crueles pálpitos de un hambriento corazón queriendo probar lo amargo de la vida, despegar las entrañas de su espíritu. Deambulando las calles donde algún día dejaría su vida se encontró la bondad de un buen samaritano, que queriendo ayudar un pan le regalo, la vicisitud de la vida, le hizo confiara en una niña que en sus misma condiciones halló. Guardo el pan para la cena, pero el cansancio del crepúsculo no lo dejo. El desamparado chico se quedo dormido, y la niña aprovecho esa oportunidad, parecía increíble que después de haber confiado en ella.

El haber tenido cien gramos de trigo, una amistad y solo haberle quedado una probada de pan.

2 comentarios:

Patu Says:
6 de septiembre de 2010, 18:12

Ah... la niña, la niña... qué malvada mocosa


Me gustaron bastante los escritos! Felicitaciones!
Sigo a la espera para leer más entonces...

σяαηgεℓ мαηυεℓ Says:
6 de septiembre de 2010, 18:31

PATU! hola, gracias por seguirme y por tus comentarios. claro muy pronto te traere mas :)

Publicar un comentario

Mientras las horas pasan mas caen nuestros pensamientos, déjame el tuyo allí. y gracias por tomarte tu tiempo.